El evento, organizado por la Municipalidad de La Cruz, tendrá lugar entre el viernes 26 y el sábado 27. Esta edición será un homenaje a Jorge Cafrune.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La localidad turística ya palpita el comienzo de un nuevo festival, con las plazas de alojamiento cubiertas al cien por ciento y excelente nivel de ocupación en el camping del Balneario Municipal. Las estadísticas indican que, durante el fin de semana del evento, pasan por La Cruz alrededor de 30.000 personas.

La cuadragésima séptima edición del Festival del Balneario, presentará al público una más que interesante grilla artística. Sobre el escenario “Jorge Cafrune”, bautizado así en 1972, luego de que el cantante pasara por allí, se presentarán:

Atentos a lo especial de esta edición homenaje, desde la organización se trabajó en importantes mejoras técnicas, para ofrecer a los artistas un espacio propicio, que permita brindar un espectáculo del más alto nivel. Es así que al tradicional escenario, se le agregó otro, de 25 x 12 metros. Además, contarán con pantallas y sistemas de sonido de punta.

Otra de las grandes atracciones del festival es la rifa que, como cada año, tiene como primer premio un automóvil 0 KM.

En cuanto a oferta gastronómica, dentro del predio podrán degustar locro, choripanes, empanadas y papas fritas.  También tendrá su espacio los ganadores del certamen “Paladar Criollo”, ofreciendo platos preparados a las llamas o sándwiches de ternera.

Como es tradición, el público debe concurrir con sus sillas o reposeras, pero también habrá disponible un número reducido de sillas para su alquiler.

El valor de las entradas para la noche de hoy es de $150, mientras que mañana el ingreso tendrá un costo de $200.

Previo al comienzo del festival, RADIO BERROTARÁN dialogó con el intendente Mauricio Jaimes. Aquí la entrevista:

Información para el turista

La estadía en el camping, con motor home o casilla, tiene un valor de $280 por día. Si, en cambio, concurren en carpa, el costo es de $250 diarios. Estos aranceles se cobran, independientemente de la cantidad de personas que se alojen en esos espacios, lo que hace realmente accesible pasar unos días de descanso en el predio, ya sea que concurran al festival no.