La Copa Mitre fue un verdadero éxito en Berrotarán y dejó números muy positivos para los dos clubes.

A una semana de la finalización de la Copa Mitre, los clubes respiran tranquilos y contentos después de un mes a puro trabajo, con grandes resultados institucionales.

Celia Malpassi, presidenta del Club Atlético Talleres y Angel Salum, tesorero de Belgrano Football Club, dialogaron con RADIO BERROTARÁN contando el balance y dando a conocer números extraordinarios que dejó este evento organizado por ambos clubes.

“Fueron unas jornadas de muy mucho trabajo, pero estamos felices porque los resultados fueron maravillosos”, declaró Celia Malpassi.

Se pudo observar en esta edición que las entradas han sido accesibles, como así también los choripanes y la bebida. Esto fue un común acuerdo de los clubes, que por sentido común, se la hicieron accesible al público ya que eran 8 jornadas en un solo mes.

En números exactos, se vendieron en las 8 noches 8.152 entradas, con el agregado en cada noche de unas 100 personas que ingresaban sin abonar con las delegaciones de cada clubes, dirigencias organizadoras, prensa y demás. “Teniendo en cuenta eso, hablamos de un promedio aproximado de 1200 personas por noche”,  destacó Angel Salum, quien fue uno de los encargados de llevar la cuenta exacta de los números que ha dejado esta copa.

6815 choripanes fueron disgustados por el público de la región.

Pero claro, no todo es ganancia, también es un gran número el de los gastos. $452.750 se sumó entre gastos fijos, como árbitros, policías, entre muchas cosas y gastos como la mercadería. Mientras que en ganancia bruta se recaudó $1.126.736. Por ende, restándole a esta cifra los gastos, le quedó limpio a cada club un total de $337.232.

“Terminaba la jornada, se hacia el balance y cada club sabia cuanto le había quedado, cuanto había rendido esa noche y entonces no había ningún tipo de problema”, contó Salum, destacando la gran transparencia que hubo entre ambos clubes para trabajar en conjunto.

Por donde se lo mirara, desde enero y durante la copa, ambas dirigencias trabajaron arduamente para que todo salga como realmente salió, de manera excelente, y demostrando que a pesar de la rivalidad en los colores, se trabajó de manera muy unida y respetuosa, por eso los resultados estuvieron a simple vista. “Desde las primeras reuniones se formó un grupo hermoso entre los dos clubes, en donde hubo mucho compañerismo, confianza y además se vivió muchos momentos lindos compartidos”, manifestó la presidenta de Talleres.