De acuerdo a lo anunciado el miércoles, el Ente Regulador de Servicios Públicos de la provincia de Córdoba (ERSEP) estableció que las boletas solo deben incluir los costos de consumo, eliminando así el cobro de otros servicios.

Las modificaciones resultas por ERSEP son tres:

-El cambio más importante es la definición que hace el ERSEP de gratuidad del espacio público que utilizan los sistemas de distribución de energía y que son los que están gravados por impuestos municipales que llegan, en algunas localidades, a un 20 por ciento de la boleta.

-Tanto EPEC como las distribuidoras, ya no  podrán facturar  otros servicios en la misma boleta (internet, por ejemplo) y estarán obligadas a emitir facturas independientes por la energía.

-Desde ahora, ni EPEC ni las cooperativas eléctricas podrán seguir actuando como agentes de retención de tasas que no estén vinculadas directamente con el uso de la energía (Ejemplo: alumbrado público). En este punto están incluidas las tasas municipales.

Desde el punto de vista de las asociaciones de usuarios y consumidores, esta medida es altamente satisfactoria, ya que da respuesta a un reclamo que lleva varios años.

“Porque los usuarios del servicio público de energía, somos cautivos del prestador. No tenemos la posibilidad de elegir a quien compramos y a quien no.  A su vez, somos cautivos respecto al pago de la factura, que a lo largo de los años se le han ido incorporando distintos ítems, que no son esenciales como lo es el servicio de energía, pero que a la hora de tener que abonar la factura, si se hacen esenciales y eso hace que la factura de energía tome un volumen  que pone al usuario en una situación de mucho compromiso para poder abonarla” explicó  Walter Scavino, vocal de ERSEP.

Scavino aseguró que son varios los beneficios que traerá a los usuarios la implementación de estos cambios. Principalmente, desobliga el pago conjunto de los ítems ajenos al consumo de energía eléctrica. Por otro lado, esta resolución establece una barrera protectora hacia el futuro, para que no se sigan incorporando ítems.

“Nosotros estamos planteando que haya un modelo troquelado, donde se pueda dividir en dos la factura y que el usuario pueda pagarla toda en el mismo momento o pueda abonar primero lo que ha consumidos de energía y, por otro lado, el resto de los cargos. A eso apunta la resolución”

A partir de la publicación de esta resolución, las distribuidoras eléctricas de la provincia tienen treinta días para presentar sus nuevos modelos de facturación.

En diálogo con RADIO BERRROTARÁN, Scavino explico con detalle de que se trata la medida y cuáles son sus beneficios para el usuario. También se refirió a la preocupación generalizada que se está viviendo por el importante incremento en las tarifas del servicio.

Aquí la entrevista completa: