El 15 de mayo próximo, el Beato Charles de Foucauld, más conocido como Carlos de Jesús, será canonizado en la Plaza de San Pedro por el Papa Francisco, junto con otros 9 beatos.

Militar y después gran viajero, el futuro santo dejó su impronta en múltiples ciudades, desde Francia hasta la abadía de la Trappe, pasando por Akbès en Siria, Nazareth en Tierra Santa, o también Tamarasset, en Argelia. Fue en este último país, donde vivió desde 1901 hasta su muerte, en 1916, que él reveló toda la profundidad de su vocación a la fraternidad universal. En el silencio y la austeridad de los paisajes desérticos, su presencia amistosa y orante fue un legado para decenas de cristianos de Argelia.

De cara a tan importante suceso para la fe católica, la Hermana Mabel Di Gulio visitó RADIO BERROTARÁN  para compartir con la audiencia la historia del beato.

La entrada caduca en 6:53pm el miércoles, 12 octubre 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *