CHACÓN DENUNCIÓ DETENCIÓN ARBITRARIA

Eduardo Chacón, médico y periodista, estuvo preso e incomunicado  durante tres días en la comisaria de Arroyito. El profesional aduce que el hecho se debió a sus constantes denuncias por brutalidad policial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A Chacón le restan dos años para jubilarse, es por ello que desde hace dos años, el último domingo de cada mes, trabaja en el hospital de Arroyito.”Desde que me trasladé estoy militando en villa miseria con los chicos de la gorra. Soy consecuente con este tipo de trabajo y he estado registrando los problemas que hay de maltrato policial y los asentaba en el libro de actas del hospital, por lo que tenemos una enemistad mutuamente manifiesta con la policía. 

Días atrás ocurrió un incidente con un policía al cual se le soltó la cadena y me sacó de adentro del hospital, me esposó y me sacó a la rastra” contó el médico. La detención se realizó argumentando desacato.

El hecho ocurrió el pasado 31 de enero mientras Chacón atendía un caso de peritonitis. Él se encontraba al teléfono haciendo los arreglos para la cirugía de un paciente cuando notó que un agente de la policía increpaba a las secretarias que estaban atendiendo. Le solicitaba la presencia de un psiquiatra o psicólogo para que atendiera un caso urgente. 

“Intervengo para explicarle que no podíamos hacer absolutamente nada porque no se puede trasladar una persona porque alguien diga que esta psicótico. Tiene que haber una denuncia policial y un peritaje que determine que la persona esta psicótica y que es peligrosa, y recién en esa circunstancia se la puede trasladar. El me decía que la madre no la quería denunciar y le explicamos tres veces que no podíamos hacer nada. Estábamos separados por un vidrio con un orificio para poder hablar, como seguía gritando pongo la mano en ese orificio y le toco la cara y ahí se enfurece y se produjo el incidente. Hay cámaras de filmación, está todo registrado” relató.

Ante la consternación por lo sucedido los testigos alertaron a  los medios de comunicación  para dar a conocer el caso,  el  personal del hospital inició una huelga en reclamo y el intendente envió a la representante legal del municipio para que lo representara. 

Aun así Chacón pasó tres días detenido e incomunicado, tiempo durante el cual también fue golpeado. 

Durante esos días recibió la visita del comisario, quien le expresó que cuando él está en la dependencia “Estas cosas no pasan”. Ante esta argumentación Chacón interpreta que el jefe de la comisaria conoce las prácticas del personal. 

Otra declaración inquietante es la del jefe de guardia, un muchacho de cutis trigueño, quien según declara el médico, le dijo: “Nosotros los negros  tenemos una diferencia grande con los negros de m…. A los negros de m… los tenemos que fajar para tenerlos blanditos”

“Lo importante era sacar a la luz el hecho de que el maltrato policial es permanente, esta mafia policial, patotera, narcotraficante que denuncio permanentemente en mi revista y en las publicaciones en las que participo. Se tiene que terminar, yo me pude salvar porque era una persona conocida, pero los chicos a los que les pegan tienen miedo de denunciar porque no saben cuánto les van a pegar la siguiente vez que los detengan”.

Dado que fue imputado por desacato, Chacón deberá ser llamado para prestar declaración y luego tendrá que esperar a que la fiscal decida si avanza con la causa o desiste. El médico por su parte, denunciará penalmente por malos tratos a los tres policías que pudo identificar.

A raíz de lo sucedido, el profesional fue convocado para realizar trabajo social en la localidad, visitando y tratando de convencer a las víctimas de que denuncien el acoso policial.

Deja un comentario