Es la primera experiencia del Centro Empleados de Comercio en actividades de verano para los chicos. La escuela trabaja con un promedio de 70 niños, de 4 a 13 años, por clase.

Gracias a las características el complejo que alberga natatorio (climatizado), confitería, sauna, gimnasio y un espacio verde de dimensiones considerables, es posible sincronizar diferentes actividades de manera simultánea, de modo que los grupos mantengan la distancia marcada por las normas de bioseguridad. Además, las clases no se suspenden por mal tiempo.

Las clases se dictarán todos los lunes, miércoles y viernes, de 9 a 12 hs. Durante las mismas, se desarrollan actividades multidisciplinarias como natación, gimnasia, iniciación deportiva y estimulación cognitiva a través de talleres.

Con cupo aun disponible, y la fecha de cierre de actividades fijada para el 28 de febrero, los padres interesados en sumar a sus hijos a las clases pueden hacerlo. Las inscripciones se llevan a cabo de lunes a viernes, de 14 a 20 hs. , en el natatorio.  

Teniendo en cuenta que esta es la primera vez que se desarrolla una escuela de verano en el Natatorio del C.E.C de Berrotarán, se le consultó al Prof. Pablo Badelino, cual es el balance de lo sucedido hasta el momento:

“La gente confió en nosotros y trajo a sus hijos, lo más importante que tiene una persona. Entonces, el saldo es totalmente positivo.

Ya estamos pensando en que hacer el verano que viene, para no solamente darle continuidad, sino también para poder aceptar a más chicos”

Entrevista completa con el Prof. Pablo Badelino.

La entrada caduca en 11:10am el Friday, 18 June 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *