Sin dudas, el aislamiento social, preventivo y obligatorio, tomó a la población por sorpresa, trastocando sus rutinas y afectando, directamente, su economías. Para muchos, fué también la oportunidad de reinventarse, en lo laboral y también, porque no, en lo personal, y a otros, les significó tiempo disponible para desarrollar sus talentos. Tal es el caso de Mauro Villaverde.

En 2019, la popularidad del ventrílocuo local se entendió a través de redes sociales, gracias a los videos que graba junto a su fiel compañero “Pirulo” Valmaceda. La ocasional aparición del pequeño Valentino, hijo menor de Villaverde, y también ventrílocuo, fué la adición que le dio a este singular dúo, una cuota de ternura y picardía. 

Con la llegada de la pandemia de Covid-19 y la consecuente cuarentena decretada por el Gobierno Nacional, Villaverde se encontró imposibilitado de realizar su trabajo habitual, y comenzó a dedicarle más tiempo a su faceta artística. Así fué que Mauro y Pirulo comenzaron a tener graciosos intercambios con figuras del ambiente artístico y deportivo de nuestro país. Pero también atravesaron fronteras, llegando a filmar un video con Roberto García, “Oslo” en la aclamada serie “La casa de papel”.

Con el crecimiento de su popularidad, comenzaron a llegar las propuestas laborales, que incluyen la posibilidad de hacer temporada en Carlos Paz y Chile o trabajar con Larry de Clay, uno de los históricos humoristas de Show Match. 

En cuanto al pequeño Valentino, tras su exitosos paso por el segmento “Pequeños Gigantes” de Susana Giménez, fue elegido como el “Mejor ventrilocuo del país” por el CIVEAR (Círculo de Ventrílocuos de la República Argentina).

RADIO BERROTARÁN dialogó con Mauro Villaverde, para conocer mas sobre su presente artístico. 

La entrada caduca en 9:07pm el Thursday, 12 November 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *