Se reanudaron los trabajos en la futura planta de expendio de combustible de las Caleras de Calamuchita. Cuestiones económicas habían obligado a frenar la obra.

14101952_10210472377755406_1396793987_nSe trata del primer proyecto impulsado por la cooperativa de la comuna y, sin duda, también su primer acierto, ya que la planta ha sido ubicada en un lugar estratégico de la localidad, a la vera de la Ruta Provincial E-68, sector que se verá favorecido por el paso de Autovía Córdoba-Río Cuarto.

“Que la autovía pase por el oeste de Berrotarán significa para nosotros un paso más fluido de gente que viene a visitar el Valle de Calamuchita. Eso ha sido lo que nosotros analizamos y esa ha sido la idea, poderle brindar al turista una alternativa que, indudablemente, va a permitir financiar a la Comuna de Las Caleras y a la cooperativas de obras, que es la que va a llevar adelante la estación de combustibles” indicó Wilma Oviedo, jefa comunal.

Atentos a esto, la estación de servicio también contará con un bar, sanitarios y demás servicios.

Tras regularizar las cuestiones relacionadas con el terreno donde se estableció la planta, se instaló un tanque aéreo que debió ser removido tras la publicación de una resolución de la Secretaria de Energía de la Nación que establece la prohibición de comercializar combustible en este tipo de tanques.

Acatando la medida, la tarea que se está llevando a cabo por estos días es la de realizar un fosa para colocar un tanque subterráneo.

Si bien la operación de la planta será responsabilidad de la cooperativa, Oviedo explicó que  el financiamiento para su  construcción se consiguió a través de las gestiones realizadas por la comuna ante el gobierno provincial y un porcentaje de fondos propios. La inversión requerida supera los $890.000

“Se le entregará a la cooperativa mediante convenios que ya acordaremos con el presidente de la cooperativa. Ellos operarán la planta, pero nos va a permitir crear una institución intermedia que, indudablemente, significa para nuestra localidad un antes y un después”

Una vez habilitada, la estación expenderá combustibles provenientes de Petrobras e YPF,  bajo la firma Libre Oil. Su inauguración significará también la puesta en vigencia de una normativa de la comuna, mediante la cual los productores mineros deberán retirar las cisternas de combustible que tienen en sus predios, subsanando así una situación irregular.

La obra llevará un total de 45 días, luego de lo cual restará tramitar la habilitación, lo que da un plazo total de 90 días. De esta manera estaría funcionando para el mes de diciembre, a tiempo para el comienzo de temporada.

Reviva la entrevista completa que Wilma Oviedo mantuvo con RADIO BERROTARÁN sobre el camino recorrido para concretar tan significativo proyecto: