https://www.bringas-agrimensura.com.ar/

El niño, hijo de Nicolás Lepori y Aylen Rodríguez, lleva internado en terapia intensiva desde el momento de su nacimiento, el pasado cinco de julio, a raíz de una patología no especificada y que no fue detectada durante los controles prenatales.

Felipe nació en la semana 39 de gestación, a través de cesárea, en la Neo Clínica de la ciudad de Río Cuarto, establecimiento donde su madre se había realizado  todos los controles y consultas prenatales requeridas. 

“Todos los controles previos al nacimiento estaban bien. Al nacer, Felipe sufre un paro cardiorrespiratorio, en donde se dan cuenta de que había algunas características físicas del bebe, que no había advertido en las ecografías. Lo que nos dijo el médico en ese momento, es que no había muchas posibilidades de que siguiera con vida en las próximas horas, dado su cuadro. 

Están haciendo estudios genéticos para descartar patologías congénitas. El tiene parálisis en todo su cuerpo. No hay un diagnóstico certero, porque le están haciendo estudios” explicaba Dario Lepori, tío de Felipe, a RADIO BERROTARÁN cuando se conoció el caso.

En aquella oportunidad, Lepori agregó que el médico que había atendido a Rodríguez durante el embarazo aceptó el error de no haber advertido la condición del pequeño, que podría haber sido detectada a través de las ecografias y analisis que se practicaron a la mamá durante la gestación y que, sin embargo, arrojaban resultados dentro de los parámetros normales. (Más información en http://www.radioberrotaran.com.ar/todos-por-felipe/ ).

Actualmente, el pequeño Felipe se encuentra clínicamente estable, aunque aún internado en terapia intensiva. Quince días atrás fue intervenido quirúrgicamente para poder recibir asistencia respiratoria mecánica. 

“El diagnóstico preciso  todavía no está. Hace una semana aproximadamente hicieron unos análisis que se mandan a Estados Unidos. Estamos a la espera, para que los médicos nos digan que tipo de diagnóstico y patología tiene Felipe”

Pese a que la intención de la familia era que el bebe fuera trasladado al Hospital Garrahan, para lo cual se lanzó una campaña solidaria cuyo fin era recaudar el dinero necesario para costear el vuelo sanitario, la institución especializada no cuenta con lugar para recibirlo en este momento.

“El viernes pasado, tras una pelea con la obra social y la clínica, se pudo conseguir la derivación a Córdoba. Los médicos de la Neo Clínica le querian dar el alta domiciliaria, cosa que no conciliaron con los papás de Felipe, porque no están preparados todavía para traerlo, porque está conectado a muchas máquinas para poder respirar, para poder alimentarse.

Los médicos no lo querian derivar a ninguna clínica, la obra social les entregó todo un equipo para que el pudiera estar conectado pero los papas no quisieron asumir ese riesgo”

Fue necesario intimar, a través de una carta documento, a los médicos y a la obra social para lograr conseguir la derivación de Felipe al Sanatorio del Salvador, en la ciudad de Córdoba, donde volvió a ser internado en terapia intensiva, tras haber sido transferido a pediatría en la Neoclinica.

Dada la suma de irregularidades advertidas, la familia ha decidido iniciar acciones legales contra la institución de salud y los tres médicos que atendieron al pequeño.

Entrevista completa con Darío Lepori, tío de Felipe.

La entrada caduca en 7:57pm el lunes, 16 enero 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *