LA MITRE FUE PARA RIVEROS

En una electrizante final entre “La T” y “El Inlgés” que terminó 2 a 2 en los 90 minutos, Lutgardis Riveros triunfó en los penales y se consagró campeón consiguiendo su 3º Copa Mitre desde la reanudación en 2012. Belgrano le ganó 2 a 0 a Colonial, y se quedó con el 3º puesto.

La última jornada de Copa Mitre para este 2017 fue en el último día de febrero. Aprovechando el feriado de carnaval, el primer partido comenzó a las 19, para que el partido central de la noche, haya tenido el pitazo inicial minutos pasados de las 21.

En busca del 3º puesto se enfrentaban Argentino Colonial y Belgrano. El equipo de Norberto Testa, que jugó con solo dos refuerzos, Diego Tacuabé y Fabricio Gutierrez, encontró la apertura del marcador en el momento justo, durante el primer tiempo cuando Colonial parecía ser más. Pero luego de eso, el Celeste fue superior, supo pararse y acomodarse mejor dentro del campo de juego. Con el resultado a su favor, Belgrano canceló el juego del local, defendió bien, llegó al segundo tanto y tuvo la oportunidad de haber concretado uno más. Con este resultado, el Pirata se subió al podio quedando en tercer lugar.

Los goles fueron convertidos por Carlos Catá en contra, y Juan Pablo Lenardon.

Rondando las 21, el clima de final comenzó a sentirse y el termómetro de la cancha de Argentino Colonial marcó una temperatura muy elevada, de un encentro, electrizante y apasionante, que también se transmitió adentro de la cancha.

Inolvidable marco de público para una inolvidable final. En 30 minutos, el partido ya estaba 2 a 2. Talleres se puso en ventaja con gol de Alejandro Ibañez a los 40 segundos. No podía arrancar de mejor manera la final para el Albiazul, que salió muy bien desde el minuto 0 y que tuvo oportunidades para aumentar la ventaja, pero apareció Joaquin Prado, verdugo de Roncedo, de Colonial y también de Talleres, que con un cabezazo empató el encuentro. De todas maneras, Talleres siguió con la intensidad que venía teniendo, siendo superior al conjunto de Gigena y jugando de mitad de cancha en adelante y así llegó al segundo gol, con una jugada de Maximiliano Montiel por el sector derecho, con terminación de Mariano Alvarez para el 2 a 1 parcial. Pero minutos más tarde, el goleador de la copa, Joaquin Prado, aprovechó que la defensa de Talleres no quedó bien parada, y volvió a marcar, en este caso el segundo para el 2 a 2.

Lo de Talleres era muy bueno de mitad de cancha en adelante, de hecho fue superior durante el primer tiempo teniendo más de una oportunidad para aumentar el marcador, pero nuevamente volvió a sufrir en defensa porque a pesar de que el Inglés no tuvo muchas llegadas, pero en cada ataque lastimaba.

El segundo tiempo tuvo un ritmo algo más bajo, al Matador le costó más y no tuvo llegadas claras, si tuvo alguna oportunidad el conjunto de Gigena, pero el resultado se sentenció en un justo 2 a 2.

El campeón se definía desde los 12 pasos y la copa volvió a irse para la Liga de Río Cuarto. La fiesta fue blanca y negra para una nueva vuelta de Lutgardis.

Los goles en los penales para los de Gigena fueron convertidos por Gabriel Chacón, Joaquin Prado, Guillermo Prizón y Bruno Andino. Para Talleres marcó Facundo Martinez, erró Mariano Álvarez y Bruno Andino le atajó el penal a Maximiliano Montiel.

Es la tercera Copa Mitre para Lutgardis, luego de haber ganado también la edición 2013 y 2014. Roncedo ganó las ediciones 2015 y 2016 y Juventud Unida de Baigorria ganó la primera edición en la vuelta de la Copa Mitre en el año 2012.

El goleador de esta copa fue Joaquin Prado, el 9 del Inglés, que solo jugó 3 partidos y marcó 6 goles, 2 en el clásico frente a Roncedo, 2 frente a Colonial y 2 también a Talleres.

El albiazul terminó en segundo lugar y esto marcó un gran desempeño de los dos equipos de Berrotarán en el torneo.

Los dos quedaron entre los 3 mejores, un reflejo de la preparación que están teniendo para enfrentar el torneo de primera división.

Deja un comentario