Está ubicada en Mar Chiquita, provincia de Buenos Aires. La construcción comenzó  el 1º de marzo y finalizará el 15 de abril.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Será un establecimiento educativo público único en el país, dado su carácter sustentable, ya que no solo está construida con un 60 % de materiales reciclados, como  neumáticos, botellas de vidrio y latas de aluminio, sino que también presenta otras características interesantes.

Para la edificación se utilizaron alrededor de 2200 gomas, 1500 latas de aluminio y aproximadamente 1000 botellas de vidrio.

Este proyecto está inspirado en el trabajo de Michael Reynolds, arquitecto estadounidense, cuyo objetivo fue construir viviendas que no impactaran negativamente en el planeta, integradas a su entorno, que se autoabastecen de alimentos, recuperan agua de lluvia y residuales y producen su propia energía.

Este método de construcción brinda  refugio; recoge en su techo agua de lluvia para almacenarla en tanques, la filtra y es la que usan los alumnos, sirve luego para dar riego al invernadero y al huerto que está al frente del edificio; genera su propia energía eléctrica a través de paneles solares y por su orientación aprovecha al máximo los rayos del sol todo el año para mantener una temperatura estable entre los 18° y los 25°. Además, No requiere calefacción y tampoco refrigeración.

Si bien esta escuela será la primera sustentable del país, no es la única de Sudamérica, ya que Reynolds puso pie en el continente primero con una escuela en el balneario Jaureguiberry, Canelones, en Uruguay. Tampoco será la última: el próximo proyecto lo desarrollará en Bolivia, en una localidad cercana a Santa Cruz de la Sierra.

Otro punto a destacar es que el proyecto no solo apunta a la construcción sustentable, sino también a enseñar esta metodología de trabajo, con el objetivo de expandir la iniciativa. De este modo, cien estudiantes de distintas partes del mundo, llegaron a Mar Chiquita para colaborar y aprender.

Para conocer más acerca del proyecto, RADIO BERROTARÁN dialogó Analía Ladisa, de la ONG Amartya, organización que promueve la sustentabilidad y la educación ambiental.

Fotos: Diario Clarín