Entre la medianoche y  las seis del domingo 7, ingresaron a un domicilio ubicado sobre la primera cuadra de la calle Vélez Sarsfield.

Los responsables ingresaron a la vivienda por la puerta principal, utilizando la llave que los propietarios guardan en un lugar específico. Tras revisar las diferentes habitaciones, se llevaron todo el dinero en efectivo que había en el lugar, dejando otros objetos de valor, como una Tablet y la computadora.

Adamas de desordenar los ambientes de la casa, se descubrió que la ventana de una de las habitaciones había sido forzada desde adentro, quizá en un intento de disimular el punto de entrada. Esto refuerza la hipótesis de Mariela Devia, la damnificada, quien cree que los responsables conocían el lugar exacto donde estaba el dinero y eran conscientes de que tanto su casa, como la de los vecinos más próximos, estaban vacías.

Tras descubrir el robo, Devia aviso a la comisaría local, hasta donde se trasladó luego para realizar la correspondiente denuncia.

Este fue el relato que Devía brindó a RADIO BERROTARÁN: