En octubre de 2017, cuando el congreso aprobó el presupuesto para este año, la partida destinada a subsidios para las asociaciones de bomberos voluntarios se redujo en una 40%.

Cuando el proyecto de Presupuesto fue elevado por el Gobierno Nacional al Congreso, para su evaluación y aprobación, el Consejo Nacional de Bomberos realizó una interposición, alegando que la decisión de reducir dicha partida no era válida.

El fondo del cual surgen los subsidios para el sistema bomberil, está constituido por aportes realizados por los productores de seguros de todo el país. Al ser una partida con fondos específicos, este dinero no forma parte del presupuesto.

Pese a que en el mes de febrero, la justicia reconoció como valido el reclamo y fallo a favor del Consejo, la nación no dio muestras de haber dado marcha atrás con lo establecido en el presupuesto, pero tampoco ha enviado a las asociaciones los correspondientes subsidios.

“Nos quieren depositar algo así como un importe un 60 por ciento menor a lo que nos corresponde.

Ante esta situación, el movimiento se pone en alerta. No es que los cuarteles no van a salir a cubrir las emergencias, los siniestros y todo eso, sino que ponemos todos los elementos disponibles para hablar con diputados y senadores nacionales, para que revean esta situación y le den al Sistema Bomberil Nacional lo que realmente corresponde” explicó Marcelo Gualtieri, secretario de la Federación de Bomberos de la Provincia de Córdoba y miembro de la comisión directiva de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Berrotarán.

RADIO BERROTARÁN mantuvo una entrevista con Gualtieri, quien no solo explicó la situación, sino también como una reducción en los fondos afecta el desarrollo de esta actividad voluntaria.