Rolando Frías es un joven de Berrotarán desde hace más de un año vive en la escuela de jockeys del hipódromo de San Isidro, persigue firme su sueño de competir en los grandes hipódromos del país.

Rolando Frías, conocido en todo el pueblo como “Roly”, es un joven de 16 años que a los 15 se animó a dejar su casa, su familia y sus amigos por ir en busca de su gran sueño: ser jockey.

Claro está, que su camino transita cada día por ese sueño. El adolescente anhela para su futuro correr en los hipódromos más grandes del país.

Frías, desde el 21 de enero del 2017 vive dentro del Hipódromo de San Isidro, en la escuela de jockeys “Aprendices del Jockey Club”. “Al principio me costó adaptarme”, expresó el joven, haciendo referencia a la distancia tan grande que lo separa de su familia y el lugar donde creció.

En cuanto a sus inicios, contó: “Me surgió a los 12 años cuando aprendí a andar a caballo, mi hermano me llevó a un stud y ahí empecé”.

El apoyo de su familia fue fundamental en esto para Frias, y en particular el apoyo de su hermano quien le dio el “empujón” para que hoy esté allí. “Mi hermano hizo todos los contactos, habló con gente de acá para hacerme entrar”, narró el joven jockey berrotaranense.

La semana pasada, en la página de la escuela de jockey donde se encuentra Frías, se publicó un video de pocos segundos donde el berrotaranense hizo una presentación personal. Dicho video se volvió viral en nuestra localidad a través del facebook, compartido por decenas y decenas de usuarios. Con respecto a esto, expresó: “Me genera mucha emoción, vengo de un pueblo humilde, y creo que la gente lo comparte porque quiere que me vaya bien”.