El Consejo Superior pidió a las facultades que amplíen la cantidad de exámenes finales especiales virtuales. Siempre que las competencias de las asignaturas así lo permitan. Con iguales criterios, estándares de validez y confiabilidad que se aplican en la modalidad presencial.

El Consejo Superior de la UNRC aprobó por unanimidad el despacho de la Comisión de Enseñanza y Planeamiento por el cual se solicita a las facultades que amplíen la cantidad de exámenes finales especiales virtuales. En todos los casos, siempre que las competencias de las asignaturas así lo permitan y respetando los mismos criterios, estándares de validez y confiabilidad que se aplican en la modalidad presencial.

Las facultades podrán implementar exámenes mixtos, desdoblando la evaluación, con una parte presencial y otra virtual, para los casos que resulte indispensable la presencialidad. La asistencia de los estudiantes examinados quedará pendiente hasta que las condiciones sanitarias lo permitan, luego de lo cual tendrán una única calificación final. Y podrán avanzar en la realización de exámenes finales especiales de modalidad presencial para aquellas asignaturas que requieran de dicha instancia y que no exista ninguna posibilidad de poder realizarla de manera virtual. Esas evaluaciones quedarán para cuando las condiciones sanitarias e institucionales lo permitan, bajo procedimiento seguro.

Desde el inicio de las restricciones a causa de la pandemia, en la UNRC se implementaron 236 mesas evaluadoras, 1.904 estudiantes se inscribieron para los exámenes y más de 70 pudieron rendir las últimas asignaturas y se graduaron.

Esta resolución del Consejo Superior fue aprobada tras que el pasado 20 de agosto ingresara al cuerpo colegiado un pedido estudiantil. Entonces, presentaron un proyecto sobre exámenes finales en el marco de la pandemia. El tema fue analizado por la Comisión de Enseñanza de este cuerpo colegiado. Tomás Peruchín, de Ciencias Económicas; Victoria Montillas, de Ciencias Exactas; Isaías Battaglia, por el distrito único; Paola Bima, de la Facultad de Ingeniería y Gustavo Illa, de Agronomía y Veterinaria, cinco de los seis consejeros superiores estudiantiles, fueron quienes en aquella sesión extraordinaria del Consejo Superior impulsaron este proyecto sobre exámenes finales en el marco de la pandemia Covid-19 y presentaron una nota para pedir que todos los alumnos puedan ser examinados.

Ahora, el plenario en su conjunto aprobó lo acordado en el marco de la mencionada Comisión del Consejo. Son nueve los puntos que incluye el despacho. El primero, dice: “En consideración a la tarea de gestión e implementación de exámenes finales especiales en el marco de virtualidad, que las facultades vienen desarrollando desde el inicio de la pandemia, asumiendo la complejidad que implica su instrumentación en entornos virtuales, los esfuerzos que se necesitan para concretarlos en las actuales circunstancias y en atención a lo establecido en el artículo 4to de la RR 202/20, solicitar a las unidades académicas a analizar y establecer nuevos criterios que permitan ampliar, en función de las condiciones de posibilidad del momento, la población estudiantil de modo tal, que se puedan sustanciar la mayor cantidad de exámenes finales especiales virtuales, según lo establecido en la Res. C.S. N° 120/17. En todos los casos, siempre que las competencias de las asignaturas así lo permitan y respetando los mismos criterios, estándares de validez y confiabilidad que se aplican en la modalidad presencial. La conformación de mesas de exámenes finales especiales atenderá las siguientes condiciones:

a) Formalidades en la constitución de mesas de exámenes: quedará circunscrita a aquellas asignaturas que cuenten con la capacidad académica y técnica para realizar el examen de forma no presencial -virtual-, atendiendo competencias disciplinares, modalidad del examen, herramientas tecnológicas disponibles, pertinencia en relación con los saberes y el desarrollo simultáneo de capacidades que se pretende logre el estudiante y puedan ser evaluados virtualmente, número de estudiantes que podrán ser evaluados en virtud de tiempos físicos de virtualidad.

b) Dotación del equipo docente de las cátedras, condiciones de conectividad, de acceso a la tecnología necesaria, adecuación a las normativas y acuerdos institucionales, condiciones de disponibilidad horaria y de espacios, según la diversidad de situaciones personales y familiares. Todo ello para generar las condiciones necesarias para la concreción del examen”.

En el segundo punto del despacho aprobado por unanimidad, se indica: “Las unidades académicas podrán evaluar la implementación de exámenes finales especiales de modalidad mixta: presencial/virtual para aquellas asignaturas que podrían requerir una instancia presencial, lo que motiva el desdoblamiento de la evaluación, sin que implique la elaboración de dos actas de examen; ello con justificación fundada y avalada por autoridad académica competente de la facultad. La evaluación presencial quedará pendiente de realización para cuando las condiciones sanitarias e institucionales lo permitan, bajo procedimiento seguro. Ambas instancias evaluativas se integrarán en una única calificación final, la que constará en el acta de examen correspondiente”.

El punto tres del despacho dice: “Las unidades académicas que lo consideren necesario, en el marco de la RR 267/20, podrán avanzar en la realización de exámenes finales especiales de modalidad presencial para aquellas asignaturas que requieran de dicha instancia y que no exista ninguna posibilidad pedagógica/académica/institucional de poder realizarla de manera virtual; ello con justificación fundada y avalada por autoridad académica competente de la Facultad. Dicha instancia de evaluación quedará pendiente de realización para cuando las condiciones sanitarias e institucionales lo permitan, bajo procedimiento seguro”.

En el punto cuarto, se determina: “Crear una comisión Ad Hoc que elabore, en carácter de urgente, un protocolo marco con el objetivo de que los estudiantes puedan ingresar al campus universitario de manera segura, en el contexto del Covid-19, para la realización de exámenes finales especiales mixtos o totalmente presenciales y para la realización de otras actividades académicas y científicas, que requieran de la presencialidad y que no puedan ser suplidas ni realizadas de otro modo”. La integrarán los secretarios de Trabajo y Académica de la UNRC, representantes de los centros de estudiantes y los secretarios académicos de cinco facultades.

Seguidamente, “se recomienda a la comisión Ad Hoc considerar los lineamientos y procedimientos establecidos por ‘el protocolo marco y lineamientos generales para el retorno las actividades académicas presenciales en las universidades e institutos universitarios’, el que define un conjunto de pautas de trabajo que promueven un ordenamiento en las actividades inherentes al retorno a las clases presenciales, basadas en criterios sanitarios y de higiene, salud y seguridad, así como de organización académica y pedagógica”.

En el punto seis dice: “En el marco del protocolo general del ítem 4, recomendar a cada unidad académica la elaboración de procedimientos seguros para las actividades académicas que necesariamente deban realizarse en presencialidad, según el orden de prioridades que tenga establecido, para que las mismas se realicen bajo criterios sanitarios y de higiene, salud y seguridad, así como de organización académica y pedagógica” y sigue “cumplimentando lo establecido en la resolución rectoral 274/20” –esta última frase fue agregada por el Plenario del Consejo Superior, a pedido del consejero no docente Eduardo Tello-”.

El punto séptimo, determina: “Avanzar en el diseño e implementación de herramientas de análisis para el relevamiento de la totalidad de asignaturas que se dictan para las carreras de pregrado y grado de la UNRC; ello como instrumento de gestión institucional que facilite la planificación y programación de los exámenes finales especiales, en cualquiera de sus modalidades y la identificación de aquellos que no podrán realizarse por razones debidamente justificadas y formalizadas ante el área académica de cada Facultad. Para así poder brindar previsibilidad a docentes y estudiantes en relación con la toma de los mismos”.

El octavo apartado indica: “En la organización y elaboración del cronograma de los exámenes finales especiales en las asignaturas, se sugiere considerar su ubicación en un tiempo determinado que no se superponga con clases y otras actividades de docentes y estudiantes”. Y el noveno, puntualiza: “Sostener instancias de capacitación, asesoramiento y consultas permanentes sobre el uso de tecnologías para la toma de exámenes virtuales, en cualquiera de sus metodologías y mantener las plataformas institucionales con las adecuaciones que resulten necesarias para garantizar el soporte técnico y administrativo”.

Detalles del despacho aprobado

En el despacho de la Comisión de Enseñanza y Planeamiento, se mencionan: “El Proyecto sobre Exámenes Finales en el marco de la Pandemia Covid-19, elaborado por estudiantes de centros de estudiantes de las facultades de Agronomía y Veterinaria, Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales, Ciencias Económicas e Ingeniería y Distrito Único” y “los informes académicos sobre Exámenes Finales Especiales sustanciados en la virtualidad durante el período del Aislamiento y Distanciamiento Social, presentados por las facultades de Agronomía y Veterinaria; Ciencias Económicas; Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales; Ciencias Humanas e Ingeniería”.

Y se toma en consideración que “en este contexto, para asegurar el derecho a la educación a todos/as los/as estudiantes y a una educación inclusiva de calidad académica con sentido social, se cuenta en la institución con un marco normativo suficiente y adecuado para alentar el ingreso, la continuidad y el egreso de estudiantes. En particular en este marco, atender a la implementación de exámenes finales especiales en las actuales circunstancias de emergencia sanitaria debido a la pandemia consecuencia del Covid-19 que estamos viviendo desde el comienzo del presente año, por la cual se ha limitado la presencialidad para todas las tareas en el ámbito de la UNRC”.

Que “una de estas Resoluciones es la referida al Régimen de Estudiantes y de Enseñanza de Pre-grado y Grado en la UNRC (Resolución Nº120/2017 del Consejo Superior), que establece los criterios y requisitos para la implementación de tipos de exámenes finales, uno de los cuales se identifica como exámenes finales especiales, cuyas condiciones y criterios para su implementación deben ser definidos por las facultades, según sus necesidades y posibilidades”.

Que “desprendiéndose de este marco resolutivo, la Resolución Rectoral Nº 202/2020 (RR 202/20), reafirma la atribución de las facultades para implementar los exámenes finales especiales a través de la modalidad no presencial, estableciendo que la concreción de estos exámenes responderá a los criterios académicos, tecnológicos y administrativos definidos por cada unidad académica y reafirma su intervención para todos los procedimientos y condiciones para la administración de estos exámenes con el resguardo de las medidas de seguridad necesarias tanto para los/las estudiantes, como para la Institución, ello en relación a los aspectos académicos, administrativos y de identidad personal”.

Que “la Resolución Rectoral Nº 267/2020 (RR 267/20), de fecha 28 de julio de 2020, amplía la posibilidad de implementar exámenes finales especiales de manera presencial, en las asignaturas que, por el carácter de sus contenidos y prácticas, requieren necesariamente de la presencialidad y que no puede ser suplida de otro modo. Todo ello previa autorización de las autoridades nacionales, provinciales y de la Universidad, emitida en el marco establecido por las medidas de higiene y seguridad correspondientes y vigentes”.

Que “los informes presentados por las facultades dan cuenta de los actos resolutivos que derivaron de las normativas antes mencionadas y de los criterios que fueron adoptados en cada una de las unidades académicas para la sustanciación de los exámenes finales especiales”

Que “en atención a estos actos resolutivos, las facultades han considerado que el diseño de las modalidades virtuales de evaluación debe tomar en consideración las particularidades de cada una de las carreras y actividades académicas e institucionales desarrolladas en la UNRC, sin impactar sobre los estándares de inclusión, rendimiento y calidad que destacan y caracterizan a la Casa de Estudios”.

Que “ante una situación sanitaria cambiante y medidas gubernamentales e institucionales en permanente evolución, las facultades vienen avanzando en la adopción de diferentes estrategias y opciones para la toma de exámenes finales”.

Que “en este marco, de manera gradual se han ido ampliando los criterios y alcances de los exámenes finales especiales virtuales para favorecer la terminalidad y los avances de los estudiantes en las carreras a través de un proceso que, además de demandar normativas especiales, también requiere de mayores esfuerzos y dedicación por parte de los equipos docentes, tribunales de exámenes, estudiantes (en diferentes condiciones tecnológicas), que han rendido con esa modalidad, personal administrativo que formaliza las acreditaciones obtenidas y participación activa de las autoridades académicas en la intervención y acompañamiento de todo el proceso examinador. En este sentido, es dable mencionar datos que describen esta realidad; hasta el momento se han implementado 236 mesas evaluadoras, se han podido inscribir para los exámenes 1904 estudiantes y más de 70 han podido rendir las últimas asignaturas de su carrera y se han graduado”.

Que “en relación con la sustanciación de exámenes finales especiales para explicitar sus decisiones, procedimientos y criterios, las facultades han elaborado y presentado los respectivos informes académicos sobre la población estudiantil que fue alcanzada por lo reglamentado y materializado durante el primer cuatrimestre 2020 y en el marco de la RR 202/20”.

Que “en este momento y en el marco de lo establecido en la RR 267/20, las unidades académicas están avanzando en normativas que definen pautas para la continuidad del proceso de enseñanza y de aprendizaje del segundo cuatrimestre 2020 y en la toma de exámenes finales especiales, en dos escenarios posibles: totalmente virtual y mixto (virtual/presencial), con regreso cuidado y progresivo a la presencialidad en un futuro”. Que “estas consideraciones son compartidas por miembros de la Comisión de Enseñanza de este cuerpo colegiado y de la Secretaría Académica de la UNRC” y que “estos miembros de Comisión acuerdan que deben sostenerse las decisiones institucionales consensuadas y dirigidas a dar continuidad a la enseñanza y a la acreditación de los aprendizajes, para garantizar el derecho a la educación, aún en un contexto excepcional de pandemia”.

Fuente: DIRECCIÓN DE PRENSA Y DIFUSIÓN – UNIVERSIDAD NACIONAL DE RÍO CUARTO.

Como menciona la reseña anterior, el proyecto que finalmente se aprobó, fue presentado por la agrupación Dinámica Estudiantil, actualmente al frente de la Federación Universitaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto (FURC). 

Isaias Battaglia, estudiante universitario oriundo de nuestra localidad y uno de los seis consejeros superiores estudiantiles, dialogó con RADIO BERROTARÁN para hablar sobre los alcances de la resolución, el proceso de aprobación y su implementación.

Reviva aquí la entrevista completa:

La entrada caduca en 6:45pm el Sunday, 28 February 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *